Cartas que me dijesen cosas bonitas

8256704896705662

Anoche soñé contigo. Era de esos sueños vivos, en los que te veo y soy consciente de que estoy soñando. Y sonrío y me recreo para verte un buen rato, que se me antoja una adorable eternidad.

Te echo tanto de menos, yaya…

Quiero pensar que desde alguna parte me ves. Y sé que no sufres. Que sigues diciéndome que soy muy valiente. Lo sé, porque de alguna manera te oigo.

Siempre contabas los 18 años que estuvo el yayo malito. Yo ya llevo 11, pero serán todos los que viva, y espero que sean muchísimos.

Estoy bien, sé que lo sabes. Sé que sigues estando orgullosa de mí, como siempre. Gracias por decírmelo toda mi vida, fuiste la única…

Estoy tejiendo una manta para la mamá. Se va a llevar un sorpresa, jejeje. Te recuerdo en cada punto. Ahora tejo algunos que no te dio tiempo a enseñarme. Sabes, ¡se pueden aprender en vídeos, en el móvil! Fliparías mucho, yaya. Seguro que has visto todas mis mantas, y los vestiditos de la Barbie, y estás contenta. Me enseñaste, y la esencia es mérito tuyo. Yo simplemente he ido evolucionando…

Estos días he aprendido a tejer tumbada. Te hubieras reído, ¡qué poses! 😄. Pero no había más remedio. Y sabes cuánto me gusta y me relaja.

Ayer por fin me quitaron el resto de grapas. Y pude darme una ducha enterita, ayyy qué gustito. Y él me puso despacito crema en la espalda, la tengo hecha chichina de los apósitos… Hoy hace dos semanas de la operación, y al curarme todos los días y cambiarlos, es normal. Se me pasará, ya lo sabes.

Me duele mucho. Es un dolor igual pero distinto. Me cuesta mucho moverme, y estoy un poco plof. Pero también se me pasará. Supongo que será el dolor del vacío

El otro día celebré mi cumple con los nenes. Por fin vinieron a la nueva casa. Ay yaya, si los vieras te los comerías (aunque seguro que los ves). M es tan cariñoso, es mi pegatina, jeje. Tiene mucha tiitis, soy su única tía, es mi labor 😉. A veces le hablo de ti, pero aún es pequeño, y para él una yaya es tu hija, su yaya. Así que no concibe que yo tuviera una yaya 😅. Pero cuando sea más mayor le contaré más cosas.

Cuando le hice su manta, le dije que tú me enseñaste a tejer. Creía que me refería a la mamá 😂. Esperaremos a que crezca. Pero que no lo haga muy rápido…

Sabes, habla castellano, valenciano, inglés e italiano, ¡jajaja!. ¿Te acuerdas de cuánto te gustaba oírme cantar en inglés, el año que fui a ese cole antes de nos fuéramos a vivir fuera? Se te caía la baba, reconócelo 😊. Y a mí de ver tanto amor en tu mirada. Nunca nadie me miraba así, como tú..

Como te decía, M sabe decir algunas palabras y expresiones en italiano, así como seguir las canciones. Pero lo entiende muy bien. A veces habla en todos los idiomas a la vez 😂😂😂, y con lo que habla, jiji. Es más listo… Como tu nieta. Es una madraza 😍.

E es muy bonita, muy graciosa. Tiene toda la cara de su padre, los ojos de la teta, nuestros ojos. Como es rubita dirías lo que dicen todos, que se parece a mí. Bueno, al menos en el pelito ☺️.

A mí se me paró el reloj a los 30 años, y no me ha dado tiempo a hacer ciertas cosas, ya sabes. “Reloj detén tu camino”, decía la famosa canción en aquella escena tristona de “La guerra de papá”, que tantas veces vimos juntas. No detuvo el camino, pero lo cambió. Dejé de hacer muchas cosas. Pero estoy contenta con mi vida, dentro de lo que cabe. Tengo otra vida, simplemente.

Creo que sé exactamente lo que me dirías si estuvieras aquí. Me lo digo a mí misma muchas veces. Y eso me reconforta. Tú, que pasaste una guerra. Tú, que viste cómo se llevaban a tu padre ante ti, para no volver a verlo jamás. No puedo imaginar el dolor y el desespero. Pero un alma piadosa te salvó, y por eso estamos todos aquí. Tú, que cuidaste con tanto amor al yayo. Y tanto padeciste. Siempre fuerte, siempre sonriente, siempre valiente. Siempre TÚ.

Recuerdo cuando me hacías masajes en los pies al volver del trabajo. Porque había que llevar zapatos que me “sentaban mal”. Era sólo la antesala…

Si viste todos los años horribles en los que no se sabía qué me pasaba, y sufrí lo indecible, espero que tú no lo hicieras. Por favor. Después todo se compensó, por así decirlo. Y ya está, ya hubo paz. Hay paz… 😌

Este año tampoco podré vestirme de fallera. Bueno, como digo todos, “a ver el año que viene”. Recuerdo mucho la última vez que vimos la ofrenda juntas en la tele. Yo había vuelto ya, ese año desfilamos a primera hora. Aún no me había quitado el traje, ya sabes cuánto me costaba desprenderme de él, jejeje. Estábamos juntas en el sofá, viendo los trajes y decidiendo de qué color me haría el corpiño nuevo. Y recuerdo perfectamente que tú dijiste “El año que viene yo ya no estaré aquí”. “¡Calla, tonta, si estás estupenda!”

Aún tardaste 6 meses en irte. Ni siquiera fui consciente de ello mientras te abrazaba y te hablaba al oído aquella noche, volando en la ambulancia camino del hospital. Y al día siguiente… se me paró el reloj.

Lloro sin consuelo mientras te escribo y te hablo. Porque hace unas horas te he visto en mis sueños, como tantas veces.

Pero tú no llores. Y no te preocupes por nada. Yo estoy bien, y voy a estar bien siempre. Cuidamos a la mamá, no te preocupes. Tiene sus cositas, pero está bien. No voy a dejar que le hagan daño, ya me conoces, yaya 😉.

Ya puse tu foto en mi nueva casa. Esa doble, con el yayo tocando el violín, y tú con tu mantón de manila apoyada en una guitarra. Cuando eras joven y vivías en Canarias. Mis yayos musicales 😍…

¡Ya sabrás que al fin aprendí a tocar la guitarra!. Ojalá me hayas oído muchas veces… Aunque tuve que “pasarme” al ukelele, que me encanta. Es más pequeño y me duelen menos las manos… A la guitarra la tengo un poco abandonada, muy a mi pesar…

A M le encanta que le toque la canción de “Estrellita”, jejeje. Le gusta mucho la música, su padre quiere que aprenda cuando sea un poco más mayor. En su cole enseñan música y tocan instrumentos. Además, lo lleva en la sangre 😉. Te gustaría mucho su padre…

¡Y también mi partener! 😀. No me he casado, yaya. Nunca quise hacerlo sin ti. Además, la hubiera cagado, perdona la ordinariez 😅. Ahora ya no soy una chiquilla. Pero soy feliz así. Y quién sabe, una ceremonia íntima, sin fiesta ni baile, también es amor. Espero que la veas desde donde estés, si ocurre algún día. Y que sonrías y sigas sintiéndote orgullosa de mí.

Te quiero como nunca querré a nadie. Te echo de menos cada día, y siempre lo haré. Estás en mí, eres el amor de mi vida. No dejes de verme, yaya. No dejes de vernos. Y nunca, jamás, dejes de sonreír, con la carita más preciosa que el mundo ha visto.

¿Nos vemos otro ratito en nuestros sueños?

 


 

* EL TÍTULO DE ESTA ENTRADA ES LA LETRA DE UNA CANCIÓN DE “EL ÚLTIMO DE LA FILA”, QUE SE LLAMA “EN LOS ÁRBOLES”. 

 

10 comentarios en “Cartas que me dijesen cosas bonitas

  1. Marta, cariñet que palabras más bonitas, cuanto amor y cariño en las mismas. Yo recuerdo poco ais yayas, uno se fue siendo muy pequeña, la otra era algo mayor pero no la disfruté. Las circunstancias de la vida. Te quedas con lo bueno y espero verte un día de fallera. Un beso corazón💚🍏

  2. Pilar

    Preciosa carta, Marta. Mi abuela se fue de repente cuando yo era muy joven y no pude disfrutarla mucho. Te han quitado el chisme?Estas mejor?
    Un beso fuerte, campeona.
    Pilar.

    1. Pilar, bonita!!!
      Muchas gracias por tus palabras.
      Siento que no pudieras disfrutar de tu abuela. Yo me alegro de haberla tenido a ELLA. Escribí esto tras soñarla, porque siempre imagino qué me diría en los momentos “menos buenos”. Pero lo que sí sé es que no dejaría de sonreír…

      Me han quitado el cacharret, cariño. Hace dos semanas. Y me estoy acoplando poco a poco a los vacíos y los huecos, a los nuevos dolores y las costuras. Poco a poco, con paciencia y sin prisa. Y ya veré qué tal, no lo sé aún… Porque coja sigo y seguiré, así que… 😉☺️

      ¿Cómo estás tú? Espero que sigas sin tanto dolor en las manos… Cuidate mucho tesoro, un abrazo enorme! 😘❤️💪🏻

  3. Las personas especiales siempre están ahí junto a nosotros en nuestro corazón. Hay momentos en los que se echa más de menos y soñar es una forma de estar de nuevo con ellos, seguro que fue precioso. Tu vida no es fácil, pero has aprendido a disfrutar de lo que está a tu alcance y en este post dices muchas de esas cosas. Espero que tu nuevo proyecto se haga realidad 😉. Todo mi cariño 🥰, un besote ❤️💋

  4. Maria José Parra Perez

    Martha, que entrada tan bonita. Preciosa carta. Los abuelos nos pueden marcar mucho y es un amor….como el q describes.
    Como dicen las compas reflejas como te has ido adaptando a tu nueva vida y pones en valor lo bueno.
    Se me han escapado las lagrimillas recordando a mis abuelas: las dos maltratadas por mis abuelos. Una de ellas se fue de este mundo voluntariamente pq no podia mas. Pero la recuerdo tanto, a veces tb le hablo. Y a la otra no la conoci pero desde pequeña m han dicho q m parecia mucho a ellas y m hablaban d ella las señoras q la conocieron.
    Mucha fuerza, mi niña y sigue escribiendo.
    Besos mil

    1. Gracias, bonita, por tus palabras. Qué duras y qué tristes esas experiencias… Eran otros tiempo, aunque eso no lo justifica en absoluto. Pero sucedía…
      Qué bonito cuando alguien te dice así que se emociona al leerte y que no dejes de hacerlo.
      MUCHAS GRACIAS!!! ❤️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s