Leona

6a2b1ebe9a662797056ad4c2fb74e466

En estos días inciertos, precedidos de meses de espera, nervios, ansiedad, y demás compañeros de paz 😓 (nótese la ironía), os copio un texto que he escrito sobre los últimos acontecimientos relacionados con mi Incapacidad Permanente.

Tengo una compi que está iniciando los trámites para la incapacidad. (Te deseo toda la suerte y justicia que mereces). Otros que ya la obtuvieron, otros que siguen en ello, y tanta gente que no puede… Todavía…

Porque es un proceso costoso, tanto económica como emocionalmente. Si te la reconocen justamente al pasar el tribunal, o en las inspecciones (EVI) pertinentes, estupendo. Pero creo que todos sabemos que casi nunca es así.

Yo tuve que interponer una demanda el año pasado, y hace unas semanas, en junio, se celebró el juicio. Y este año ha sido 😢… Me revuelvo de recordarlo.

Así que en vez de contarlo yo 😁, mejor os lo cuenta mi “Vecina jubilada” (aún a riesgo de repetirme y abusar de plagio 😅), porque yo puedo recurrir en rencores aún activos, groserías, y demás sentimientos negativos que me han embargado durante 8 años. Que se dice pronto, pero se siente muuuy despaaaaciooo.

Que vale que cuando me otorgaron la Incapacidad Permanente Total, no tenía diagnóstico. Pero no me ayudaron. Presentaba informes y pruebas médicas que se pasaban por el forro. Y tras cada inspección anual, el resultado del dictamen propuesta era un copia y pega del del año anterior. Y cuanto ya obtuve mi diagnóstico… se lo pasaron por el arco del triunfo.

¿¿¿Hola??? ¿Hay alguien ahí?

Y de tantos médicos, durante tantos años, ha tenido que ser un juez el que ponga las cosas en su sitio. Y bendito sea…

Y éste es mi relato:

“Querido diario:

He ganado el juicio. No, no tengo más del que suelo perder. He ganado el juicio contra el Inss. Albricias! 🎊🎉👏👏👏💪.
Es decir, me han concedido la INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA. Oh my god, I can’t believe it!!!

Laboralmente, se entiende. Que soy simpática, pero capaz de hacer cosas mucho /a veces /nada 😊.

Me jubilaron a los 33 años. Bueno, a otros los crucificaron, así que visto con perspectiva… 😅

Llevada dos años malita, pero no sabían qué me pasaba, ni se molestaron mucho en averiguarlo. Todo lo contrario. Pero no quiero hablar de cosas tristes que me pongo a jurar en arameo 😣😑.

Tengo Distrofia Simpática Refleja. De ahí mis chascarrillos sobre la Simpatía y el dolor de mi Maldito Simpático que nombro siempre.

Aunque no me fue diagnosticada hasta casi 6 años después 😱. Si ya es complicada la enfermedad, el daño por el retraso, fue irreparable.

Mientras tanto, en el Inss (Instituto Nacional de la (In)Seguridad Social) , me citaban a inspección anualmente. El Inss pertenece al Ministerio de Trabajo. Además, no tiene conexión ni acceso al Ministerio de Salud. Así que no saben el uno del otro. Así que no te mandan a ningún médico ni te ayudan a que se sepa qué narices te pasa cuando dejas de andar de repente con 31 años. Ellos no diagnostican. Faltaría.

En una de las inspecciones, mi padre suplicó a la doctora dónde podíamos ir, qué podíamos hacer para que se supiera qué (puñetas) me pasaba. Ya llevaba 4 años enferma, y sin diagnosticar. Ella dijo que fuéramos a Navarra 👊. Nunca fui, pero ahora seguiré su consejo: iré y me pondré piripi de vinos buenos 😊. Jelipoller.

Aunque no fue de las doctoras más desagradables. En honor a la verdad, el médico de 2014 fue muy majo, me habló de la enfermedad, y anotó en mi expediente que ya no me citaran anualmente porque “Sintiéndolo mucho ya sabrás que esto no se cura, y para qué te vamos a molestar”. Pese a su amabilidad y empatía, y el estupendo informe que redactó (ahora los tengo todos), el Inss me dejó como estaba, y no añadió mi Simpatía a mis dolencias, ni mucho menos la señaló como enfermedad principal. Y eso que llevaba una año yendo al Doctor Crack y presenté un informe suyo muy completo…

Eso fue en 2014. Y, por consejo de la abogada, tuve que esperar lo que han sido AÑOS, a tener un bonito y jugoso informe. Lleno de tratamientos agresivos fracasados, y de empeoramiento del Simpático 😶. Ni tan siquiera mi cacharret ha podido con él. Por, eso dentro de poco se tiene que ir a la basura 😑. Lo hemos intentado…

Así, en 2017 😰, pedí yo misma una inspección. Tenía un informe de mi médico para enmarcar en oro. Y en breve me colocarían el neuroestimulador.  Vamos, que no había mejorado en absoluto, todo lo contrario 😅😔.

Ese inspector que me tocó debió de desayunar mal. En cuanto leyó en voz alta ese informe, y vio el nombre de mi enfermedad, se levantó de su silla, me puso a hacer piruetas imposibles mientras yo lloraba porque no podía y mi hermana le pedía por favor que me dejara tranquila. Fue horrible. Fue lo que le hacen a mucha gente. Lo sé porque conozco muchos casos. Porque he visto cosas que no creeríais…

Así que la resolución fue que me quedaba como estaba, y mi diagnóstico, ya muy claro, seguía sin aparecer 😣👊👊👊.

Recurrí. Denegaron. Demanda. Fecharon juicio para este año. Fue hace algunas semanas. Por supuesto, la espera ha carecido de nervios, estrés, inseguridad, temor, pánico, estas cosas. Todo muy bien. Simpática irónica, of course 😉.

Sin entrar en (más) detalles, porque son tristes, llenos de rabia y rencor, y muy dolorosos, haré un resumen de cómo me siento a través de letras de canciones 😁. Porque si llenas el mundo con música, arcoiris y unicornios, lo feo parece menos feo. O no. O sí. O qué sé yo…

▶ Ojalá se te acabe la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta (Silvio Rodríguez)

▶ We can be heroes just for one day (David Bowie)

▶ Me lo merezco (Zahara)

▶ I’ll fight (Wilco)

▶ La próxima vez que levantes las cejas de incredulidad que sea al mundo y no a mí (Nueva Vulcano)

Jelipollers. Malditos, inhumanos, injustos, malas personas. Vergüenza que sea un juez, que no es médico ni abogado, el que falle a mi favor y condene al Inss, lleno de médicos que ya no se acuerdan de que lo son, ni les importa. Porque, como digo, hay más gente, más casos, y muchas personas no tienen medios para estos largos procesos. Que también desgastan emocionalmente. O se hace de tripas corazón…

No soy subjetiva, ni hablo por hablar. Conozco personas que siguen o empiezan su odisea, y otras que no han podido siquiera iniciarla (aún). No es justo. Pero parece ser que no se trata de justicia, hasta que llegas ante el juez. Y esperar que el juez sí que haya desayunado bien 😓.

Cuando leí la sentencia lloré. Sobretodo en un párrafo, de sus 6 folios y medio, donde dice textualmente: “Queda probado, por los informes médicos y periciales que presente la trabajadora, que además de las dolencias reconocidas por el Inss desde el inicio del proceso de Incapacidad Permanente en 2010, que estas dolencias se han agravado, y además, la demandante padece como afección principal, un Síndrome de Dolor Regional Complejo, que, SORPRENDENTEMENTE (lo pongo en mayúsculas porque es muy bonito), no consta en los informes del EVI (las inspecciones) desde 2014, en que se alude a dicha patología. En cambio, el Inss reitera que la trabajadora padece una “Impotencia funcional en hemicuerpo izquierdo, y neuropatías periféricas idiopáticas en miembros inferior y superior izquierdos”.

SORPRENDENTEMENTE. Amén.

Mi enfermedad hace que los miembros afectados no funcionen mucho /a veces /nada (impotencia funcional), debido a lesiones nerviosas (neuropatías) en miembros (pierna y brazo en mi caso), produciendo un dolor mantenido por el Sistema Nervioso Simpático (de ahí el nombrecito), y no tiene cura. Diez años (y medio) me avalan 😉😶.

Pues oigan, yo lo veo muy claro.
👊👊👊

Me gusta ganar juicios, aunque a veces es difícil.

Voy a escribir al chico que me gusta para decirle que ya podré ir a médicos privados en Valencia 😊👏👏👏. Aunque siga yendo a ver al Doctor Crack, que tenemos quirófanos pendientes…

Y vamos a celebrarlo. Por tener pelazo, y cerebro debajo. Por no haberme rendido, a pesar de los pesares, y ser, más que nunca, LEONA 💪”.

 

2 comentarios en “Leona

  1. Sonia

    ¡Muchísimas felicidades!!! Me alegro que por fin se haya hecho justicia después de tantos años sufriendo.

    Yo estoy a la espera por todo lo contrario, tengo también esa misma “simpatía” pero en mi mano y brazo izquierdo. No te tengo que decir cómo de un día para otro te cambia y eso que yo tuve suerte porque a mí me lo detectaron a tiempo a raíz de un accidente tonto en casa donde casi pierdo mi dedo índice y por urgencias me tuvieron que operar. Ahora después de dos años deseo trabajar aunque sea un poquito y estoy batallando para que me dejen hacerlo. Sé que es extraño cuando me han dado ya una invalidez, algo que muchos luchan y no consiguen pero quiero intentarlo.

    Cuídate y gracias por compartir tu experiencia.

    Saludos
    Sonia

    1. Pandora

      Muchas gracias, Sonia!
      Vaya, eres guerrera en el club de la Simpatía 😉💪. Me alegra que te lo diagnosticaran a tiempo. Eso no quita el dolor, sufrimiento e impotencia funcional que provoca la enfermedad, qué voy a contarte. Pero, como en todas las enfermedades, es tan importante un diagnóstico temprano…
      Gracias por tus palabras. Ojalá vuelvas a trabajar, eso significa que estás “controlada” y que puedes hacerlo. Te deseo suerte, espero leerte y que me digas que has vuelto al trabajo 😊.
      No te sientas mal. Si en un momento de tu vida te han dado una incapacidad, es porque no podías trabajar. Recordemos que todo esto lo lleva el Ministerio de Trabajo. Y que a veces sus decisiones no van a la par con nuestro seguimiento médico, qué voy a decir yo que lo he vivido, como tantas otras personas…
      Sé que mi post desprende felicidad y alegría por haber conseguido la Absoluta. Pero tiene otra lectura: jamás podré trabajar en nada. Y, como me concedieron la Total antes del diagnóstico, y cuando lo tuve no lo aceptaban, mi abogada me aconsejó luchar, hasta llegar a los tribunales. Y sí, estoy contenta de haber tenido tanta paciencia, y haber ganado. Pero eso significa que he esperado mientras, uno tras otro, fracasaban los tratamientos que me daban/hacían. Hasta el Neuroestimulador…
      Ojalá pudiera trabajar. Me costó mucho, mucho, comprender que no volvería. Pero hace unos años que lo “conseguí”.
      Por eso te deseo toda la suerte del mundo, Sonia. Y que sigas bien!
      Un abrazo muy fuerte!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s