Ellos

 

Hace poco leí una entrada del blog de una amiga. La escribió hace un tiempo, y la publicó el otro día en sus redes sociales. Ese artículo, que en su día me gustó mucho, y con el que me sentí identificada, como con tantos otros, me hizo pensar en algo que me ronda en la cabeza últimamente…

Porque no hace falta tener una enfermedad crónica para que cambie tu vida. No hace falta que pase algo triste, o algo alegre. La vida ya cambia por sí misma, y nos da lo bueno y lo menos bueno. Y a todo hay que adaptarse. O eso se supone que deberíamos hacer. Cueste lo que cueste. Aunque a veces nos parezca DEMASIADO.

Seguir leyendo “Ellos”