Qué esperar cuando estás esperando

¡Hola a tod@s!

Hoy, como muchos otros días, recuerdo que sigo esperando. También recuerdo que much@s de vosotr@s hacéis lo mismo cada día. Esperamos una cita médica, unos resultados, una mejoría, o aunque sea, un “que todo siga igual”. Y mientras tanto… nos debatimos entre la esperanza, el deseo, la ilusión, el miedo, incluso el pánico.

No voy a rememorar lo que siempre os cuento. Ya sabéis que las cosas no sólo no van bien, sino peor. Pero sigo aferrada a la cita con Neuro en Madrid. Y mientras espero, no sé qué esperar. Así que prefiero no pensarlo, y simplemente mantenerme.

No escribo mucho últimamente. O nada. Tengo problemillas en la vista. O en concreto, en el ojo. Debo de tener gremlins, como contaba en su post @unadecadamil  😉

Veo muy poco la tele, hace siglos que no enciendo el ordenador, apenas me conecto, y leo muy poquito. No tejo nada, y salgo lo justito. Casi todos los días tengo migraña. Pero esto no es nuevo, el invierno pasado estaba más o menos así. Y después, también. Comparto la opinión de mi doctor House  😊, que dice que el dejar toda la medicación me está afectando y provocando cambios. Pero, a pesar de todo, estoy “mejor” y prefiero no tomarla. En realidad, medicarse al azar no me parece muy correcto a estas alturas, así que me planto. Ya me medicaré “con motivo”, cuando tenga que ser. Y mientras tanto… así estoy mejor.

¡Me hace ilusión contaros que conduzco! Por fin los Reyes magos me trajeron el cochecillo automático. Estoy contenta…

Creí que lo estaría más, pero quizá es que no me ha dado tiempo…

Porque no veo bien. No puedo concentrarme si es de noche, me duele el ojo izquierdo. Me desbaratan las luces… El brazo izquierdo no me responde. Eso sí, la pierna está tan campante, ahí tranquilita y quieta sin hacer nada  😁.  Es genial

He de decir que cojo el coche cuando tengo un buen día, y de noche no, desde que comprobé varios días el desbarate que me producía. House tiene su teoría, y más tras la exploración tan completa que me hizo su amigo el neurólogo. Pero, aunque no me da miedo, prefiero no pensar si sí o si no o si esto o si lo otro. Sea lo que sea, ya ES. Así que mejor cuidarme y observar a mi cuerpo mientras espero esa cita médica, ¿no?

Por otra parte, me he encontrado con una nueva médica de cabecera que lo tiene todo muy claro, me escucha, y me da su sincera opinión. Aunque mi cita en el hospital vaya a tardar aún muuuuucho, en ese sentido me quedo más tranquila.

Así que mientrar estoy esperando… espero que pasen los días, intento no contarlos, y esperar tener esperanza para no venirme abajo… de nuevo.

¡Cuidaros muchos queridiñ@s!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s