Duelo

Como sabéis, en un duelo, por una pérdida de un ser querido, y situaciones trágicas similares, existen cinco fases:

– Negación
– Ira
– Negociación
– Tristeza
– Aceptación

Cada persona puede vivirlo de una manera distinta. Como todo en la vida…
Cuando llegamos a la Aceptación, no quiere decir que dejemos de sentir esa pérdida, y tener nuestras épocas de duelo, o luto. El corazón tiene sus caprichos, y la mente también… Y somos seres humanos.

Yo creo que, cuando te enfrentas a un cambio drástico, repentino y tremendo en tu vida, también pasas por fases que pueden ser parecidas a las de el duelo.
Cuando te detectan una enfermedad (crónica, degenerativa, autoinmune, incurable… horrorosa…) Cómo no va a ser una enfermedad así algo malo… Cómo no va a serlo cualquier enfermedad

Pero como somos diferentes, y las cosas nos afectan de manera distinta, y las asimilamos a nuestro modo, y cada cual tiene el suyo, nuestros duelos y sufrimientos también son particulares de cada uno.

Yo os puedo hablar del mío:

Normalización
Me duele el pie, cojeo un poco, estoy trabajando, jo qué molesto. Será mi esguince crónico. Pero cuánto dura. Se me duerme la pierna y me duele la rodilla. Estaré cansada, no sé…

Preocupación
Estoy de baja. Ando con una muleta y hago rehabilitación. Qué esguince más raro. Pasan los meses…

Acción
Esto no es normal. Voy de médico en médico… meses… años…

Ilusión
Respecto a supuestos diagnósticos que explicaban mis dolencias… pero que al final no eran la respuesta a lo que me pasaba…

Depresión y ansiedad
¡Mierda de medicación! Me está volviendo loca y no se me va el dolor. Me cuesta moverme. Hay tantas cosas que no puedo hacer… Estoy en casa… Ya no soy independiente, ya no soy la misma. Me ha cambiado la vida…

Frustración
Lucho y lucho, y sigo y sigo. Y me esfuerzo y me esfuerzo… Y no consigo nada 😦

Racionalización
Me pasa algo importante. Hay que moverse más… llegar a más sitios… Pero es muy difícil… Hay que hacer todo lo posible…

Ira
¡No puede ser, todo son problemas! ¡De médicos, de la administración, de todo! No me ayudan, no sé qué hacer… no puedo hacer nada. Tiene que haber otro camino…

Soluciones
He encontrado a “mi” House. Me ayuda, me escucha. Investiga, piensa, quiere averiguar qué me pasa. Sea cuando sea… Me da paz. Aunque esté igual, o peor, o mejor…

Confusión, alivio, sopresa
¡¡¡Tengo un diagnósticoooooo!!!! ¡¡¡Alguien sabe lo que me ocurre!!!! No me lo creo, no puedo pensar…

Lucha, de nuevo, por la información y el reconocimiento
Espero a que me vea un especialista… Espero… Espero.

Comienzo de asimilación
Tengo una enfermedad incurable. No me voy a curar nunca…

Profunda tristeza y derrumbe emocional
………………………………………………………

Vaya, pues son más de cinco 🙂
Cada uno tendremos las nuestras, según se desarrollen los acontecimientos, ¿no?

Y se añadirán más fases. A esta historia le falta mucho. A veces pienso que sólo ha empezado a escribirse. O más bien que son dos historias: antes, y ahora

😦

4 comentarios en “Duelo

  1. Cada uno tenemos nuestras etapas, sí, aunque muchas son comunes.
    En mi caso, y supongo que en el de muchos otros, muchas de estas etapas se repiten en un ciclo. Personalmente no me importa que ocurra mientras la etapa de la ilusión y la acción se repitan junto con las otras; mientras que tengamos más días en los que riamos.
    Nuestras historias son historias increíbles de las que hasta nosotros mismos podemos aprender cada día.
    Un beso.

  2. Pingback: Cómo aceptar el diagnóstico « Tu Lupus Es Mi Lupus

  3. Pingback: Cómo aceptar el diagnóstico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s